Hotel Scandinavia Campo S. Maria Formosa, Castello 5240
30122 Venice, Italy

Ph +39 041 5223507
Fax +39 041 5235232
info@scandinaviahotel.com

El nombre Scandinavia parece no tener nada en común con la Serenísima ciudad de Venecia, pero no es así. Ya en la segunda mitad del doscientos, núcleos organizados de mercaderes de la ciudad lagunar representaban a grupos comerciales compactos y homogéneos que comerciaron con el Mar Báltico y Mar del Norte, con la necesidad de mantener las posiciones adquiridas. El comercio preveía transportes marítimos de varios géneros, de las especias que Venecia obtenía de Oriente, tejidos preciosos, arenques y pieles curtidas que los paises escandinavos producían hábilmente. El intercambio se fortaleció hasta aproximadamente el año 1450 gracias a la formación de la Liga Hanseática que protegía el comercio en el área del Norte de Europa. Muchas regiones abrieron "fonteghi" en Venecia para clasificar, almacenar y contabilizar las mercancías, el más famoso de los cuales es el de los Alemanes, pero existieron otros más pequeños y conocidos como el Ruso, Flamenco y Finlandés. Además en los inicios del 400 se difunde el empleo de un nuevo tipo de embarcación producida también en los talleres navales del Arsenal Veneciano: "la Cocca", un gran barco de transporte que presentaba una pronunciada forma redondeada en el casco, más ancho hacia proa y más estrecho a popa, provisto además de un castillo en proa para mantenerse mejor en los difíciles mares septentroniales.
La familia que habitaba en nuestro edificio en aquella época, tuvo justamente comercios estables con las regiones escandinavas.

Durante algunos trabajos de restauración del edificio se han descubierto las paredes originales de época bizantina y dos "cavane" (atracaderos sobre agua protegidos) que permitían la carga y descarga de las mercancías directamente de las embarcaciones a los almacenes. Además, enrollados con cuidado, han sido hallados en los envigados del desván, dos manuscritos que certifican adquisición de monedas de plata por intercambios comerciales con Finlandia. Eso va a apoyar y sostener la presencia de mercaderes que tenían relaciones estrechas con Escandinavia ya desde los tiempos de oro de la República Serenísima de Venecia.

Esperamos con este breve apunte histórico, sumergir a nuestros huéspedes en el espíritu más auténtico de la civilización veneciana, seguros de alojarles en un ambiente sencillo pero genuino y haber clarificado el nombre elegido para nuestra casa a la gran cantidad de huéspedes que a menudo nos piden explicaciones sobre el epíteto "Hotel Scandinavia".
La familia Tinacci, propietaria del Hotel desde antigua fecha, adquirió el inmueble y la actividad empresarial de los orígenes escandinavos que, aún en nuestros días, continúa teniendo intercambios comerciales con los paises del Norte. El inmueble se transforma para albergue de clientes de aquellos fríos paises, abriéndose posteriormente a la acogida de viajeros de todo el mundo.

La propiedad eligió mantener una decoración conforme con la atmósfera vaneciana, instalando muebles estilo 700 de artesanos de prestigio y utilizando tejidos bordados, lámparas forjadas por maestros vidrieros de Murano, así como en las varias fases de reestructuración se hizo emerger elementos decorativos de la edad de oro de la República Serenísima. En las primeras plantas del edificio, para adornar las paredes de las habitaciones, han sido elegidas estampas geográficas antiguas, reproduciones de todas las regiones de Europa, copias de aguafuertes de dibujos de Canaletto y reproduciones de pinturas de maestros venecianos; todo ello con el fin de subrayar la unión entre la ciudad lagunar y el resto del mundo. Por otra parte, en las últimas plantas están presentes pinturas de arte contemporáneo de la colección privada de la familia Tinacci.